Analizamos el panorama para seleccionar la ruta más adecuada hacia nuestro objetivo.

A partir del diagnóstico elaborado elegimos el camino adecuado para entregar nuestro mensaje a la audiencia. Pensar estratégicamente nos permite cumplir con las expectativas del público, captar su atención y superar los retos a los que se enfrenta nuestra presentación. Así, optimizamos esfuerzos y creamos las bases de nuestra experiencia persuasiva.

Este documento será la hoja de ruta que guiará nuestro proceso.

  • CONTEXTO
  • AUDIENCIA
  • OBJETIVO
  • ACCIÓN
  • RECOMPENSA
  • RIESGO
  • CONEXIÓN
  • BARRERAS
  • ESTILO